2013- PROVEDO PARTICIPA EN EL MAYOR PROYECTO DE INVESTIGACIÓN SOBRE VITICULTURA DE EUROPA: INNOVINE

Dentro del VII Programa Marco Europeo, se enmarca INNOVINE, una iniciativa que persigue ayudar al sector europeo de la vid para conciliar la demanda de vinos de alta calidad, producidos de forma sostenible, con las necesidades de los productores, el material vegetal y los métodos que tengan en cuenta los impactos del cambio climático.
El pasado 12 de febrero tuvo lugar la puesta en marcha de este proyecto en el INRA de Versalles–Grignon. La firma riojana ha sido una de los 27 institutos de investigación, universidades y empresas (4 españolas) elegida para ser uno de los pilares de esta actuación a través de aportar sus conocimientos y experiencia.
 
Provedo, que cuenta con más de 80 años de vida y es referente en el sector de la investigación vitícola de clones de Tempranillo, será responsable de estudiar 10 clones de alta calidad enológica de Tempranillo en 3 subzonas de Rioja: Alta, Media y Baja, y su adaptación al cambio climático. Estudiando los principales parámetros agronómicos y enológicos de los clones, su adaptación al estrés hídrico, y al aumento de las temperaturas, sobre todo en la fase de la maduración de la uva.
 
El por qué de la importancia de este proyecto
 
El sector vitivinícola europeo se enfrenta a muchos retos:
 
El cambio climático afecta al equilibrio de la vid en la tierra, y la incidencia de patógenos presentes la viña, hacen necesario desarrollar métodos de producción agrícola ecológica.
Por otra parte, el consumo sostenible, el cambio de perfil en términos de producto y consumo, el crecimiento de la oferta global y la disminución del apoyo público, también han afectado a este sector debilitando los resultados aportados a la economía general durante otros ejercicios.
 
En este contexto, el sector del vino ha decidido impulsar su competitividad hacia la sostenibilidad. Innovine Europea forma parte de esta iniciativa cuyos objetivos son:
 
• desarrollar prácticas agrícolas (manejo de la canopia, el riego, la fertilización ...) capaces de maximizar la calidad de las uvas en un ambiente fluctuante (epidemias, la resistencia al clima,...).
• explotar el conocimiento proporcionado por el Genoma Europea esfuerzos internacionales para mejorar y diversificar las variedades de vid adaptado a estas nuevas prácticas vitícolas.
• desarrollar herramientas de apoyo de decisiones para facilitar el trabajo de los agricultores teniendo en cuenta la especificidad de los viñedos europeos y sus bodegas.
 
En última instancia, este proyecto va a conciliar los avances científicos, el desarrollo tecnológico y las aplicaciones industriales al servicio de la viticultura sostenible.
 

ARTICULO PUBLICADO EN REVISTA ENOVITICULTURA Nº 22  Mayo- Junio del 2013