2011- FRUTAL- FRUTA DULCE QUE SATISFACE AL CONSUMIDOR FINAL

La oferta varietal de Provedo aumenta año tras año y todo ello gracias al excelente trabajo que este vivero viene realizando, donde el sabor y que éste satisfaga al consumidor son las reglas que rigen todo su trabajo de investigación. Un ejemplo es la línea Extreme®, donde este año han presentado diez nuevas variedades. Entrevista a Luis María Aliseda, técnico de frutal de Badajoz.

La oferta varietal de Provedo aumenta año tras año y todo ello gracias al excelente trabajo que este vivero viene realizando, donde el sabor y que éste satisfaga al consumidor son las reglas que rigen todo su trabajo de investigación. Un ejemplo es la línea Extreme®, donde este año han presentado diez nuevas variedades. Entrevista a Luis María Aliseda, técnico de frutal de Badajoz.

Según un estudio de ISAFRUIT, el consumo de melocotón y nectarina está estancado o en descenso. Los consumidores lo justifican por la falta de sabor, la inadecuada madurez y la variabilidad en su calidad. ¿De qué forma las variedades de Provedo rompen con esta tendencia?

De dos maneras fundamentalmente, con el sabor y con una buena vida en postcosecha. Para conseguir el sabor ideal se realizó un estudio de mercado para conocer las preferencias de los consumidores, y con estos datos empezamos a hacer hibridaciones con el objetivo de conseguir variedades que tuvieran buen sabor en la mesa del consumidor, variedades que aguantasen toda la cadena comercial y que al final del mismo satisfacieran al cliente final. En este aspecto nos hemos centrado en dos líneas fundamentales, una es la Extreme®, que son frutos con carne dura, crocante, jugosa e inmensamente dulce, con una acidez contenida, en definitiva, el sabor de un paraguayo pero en una nectarina o melocotón. En este sentido, este año hemos presentado 10 nuevas variedades dentro de esta categoría. La otra línea es la Fresh®, que son frutos con sabor muy dulce, y con un frescor chispeante en la boca, muy parecido al sabor del clásico melocotón amarillo español. La segunda cuestión era resolver que esta fruta llegase con su sabor óptimo al consumidor final; para ello se ha habilitado un laboratorio de postcosecha donde se analizan las variedades determinando su radio de acción en días de resistencia en postcosecha, simulando el canal comercial. Otro aspecto esencial ha sido extender los beneficios de estas obtenciones a diferentes rangos climáticos, de forma que se tienen frutas de similares características en árboles de bajo-medio reposo invernal capaces de producir en zonas con inviernos suaves, y variedades de altas necesidades en frío diseñadas para climas con inviernos muy fríos. Para conseguir esto se están seleccionando las variedades en los climas donde van a ser cultivadas, habilitando parcelas de selección en toda la Península Ibérica: Soses (Lérida), Logroño (La Rioja), Don Benito (Badajoz), Alcolea (Sevilla), Mazarrón y Blanca (Murcia); y en otros países, como son Turquía, Túnez, Marruecos, Sudáfrica y Chile.

La producción de melocotón y nectarina está descendiendo, mientras que la del paraguayo aumenta. ¿A qué cree que es debido y qué aporta su línea Plane®?

Lógico, el consumidor final quiere sabor en su mesa y a la gente le gusta la fruta dulce. El paraguayo cumple con esta exigencia, es una fruta muy apreciada por quien ya la conocía, es un árbol típico de huerta, pero disfrutado sólo en sus zonas productoras. La línea de paraguayos Plane® son exactamente iguales en sabor a los tradicionales, pero con una gran vida en postcosecha. Son duros sin perder el sabor tradicional, muy dulces y jugosos, en definitiva un sabor Extreme®. Esto ha permitido exportar a mercados más lejanos, con gran éxito en toda Europa, llegando incluso a Rusia, donde era un gran desconocido hasta ahora. Además, nuestras variedades son de excelente cierre de flor, consiguiendo frutos redondos, simétricos y bien cerrados de hueso, con lo que se aumenta la vida del producto.

El año pasado nos presentásteis un proyecto centrado en ciruelas japonesas y albaricoque. ¿Nos podríais concretar en qué consiste este proyecto y en qué fase se encuentra?

Este proyecto es más joven, pero está dando sus frutos. En ciruelas japonesas el objetivo es conseguir el sabor Extreme®, por lo que tenemos que bajar la acidez de la ciruela tradicional y aumentar su contenido en azúcar. Ya hemos visto resultados muy interesantes, y este año se inician los ensayos semicomerciales con diferentes empresas productoras para conocer la aceptación de este tipo de productos. En albaricoquero estamos centrados en líneas de variedades autopolinizantes, por lo que la obtención es más lenta y compleja. Ya tenemos algunas preselecciones prometedoras. El sabor por supuesto sigue siendo nuestro objetivo principal también en este producto.