2008 - VID - INSTRUCCIONES DE PLANTACIĆ?N DE VIĆ?A

 Instrucciones de plantación de vides injertadas cortadas y parafinadas por el vivero. 


Las plantas que Vd. ha recibido están ya preparadas para su plantación sin más manipulaciones por su parte.

Durante el tiempo que transcurre desde que recibe la mercancía hasta su plantación no debe de sacar las plantas de la caja, ya que es donde mejor se conservan. Si por alguna circunstancia no puede plantar en varias semanas, hay que conservar las cajas en lugar fresco o en cámara frigorífica a una temperatura de +1 a +2ºC.

El hoyo tiene que ser, por lo menos, unos 10 cm más profundo que la longitud de la planta. Normalmente es suficiente hacerlos de unos 50 cm de profundidad, siendo el resto de las medidas lo requerido para poder trabajar al hacer el hoyo.

Al hacer la plantación, la tierra no debe de estar muy húmeda. Si ha llovido, es preferible esperar a que se seque algo hasta que quede suelta, o sea con humedad, pero tampoco seca, a no ser que se pueda regar, en cuyo caso aunque esté la tierra seca se puede plantar.

En el fondo del hoyo se echa tierra de la que hay en la superficie de la finca, o sea del suelo, hasta una altura suficiente para que al apoyar la planta quede el injerto por encima del nivel del suelo.

Se pone la planta vertical, con las raíces extendidas, y se sigue echando tierra, ahora de la que se saca del hoyo, apisonando bien para que no queden huecos de aire. Se tapa el hoyo de esta forma hasta el nivel de la finca.

Si se puede regar, ahora es el momento de hacerlo. Después del riego y una vez que se haya secado algo la tierra, se repasan los hoyos para rellenarlos si se han rebajado, levantar las plantas si se han bajado y enderezarlas si se han torcido.

Cuando la plantación se hace en pleno invierno y es de temer todavía heladas o vientos fuentes, conviene tapar la cabeza de las plantas con un montón de tierra de 8 a 10 cm de altura. La tierra ha de ser suelta y no conviene tocar estos montones para descubrir las plantas, ya que éstas brotan a través de ellos.

Si la plantación se hace tarde, cuando no hay peligro de heladas puede dejarse las plantas sin tapar, ya que al estar parafinadas, tienen protección suficiente para que broten sin problemas.

No recomendamos echar abono ni estiércol al hoyo por el riesgo que se corre de quemar las nuevas raíces.